7 CLAVES PARA LOS PERROS DE PELO LARGO


Un perro de pelo largo es un regalo para la vista y para el tacto, siempre que lleve sus cuidados al día. Y es que si queremos disfrutar de su manto sedoso y limpio debemos dedicarle un extra a mantenerlo en óptimas condiciones.

Tema: Peluquería - Autor: DOGKING

perro pelo largo pastor australiano

Los perros de pelo largo

Existen muchísimas razas diferentes de pelo largo. Algunas con pelo muy fino que se enreda con facilidad, otros con doble capa de pelo que sueltan muchísimo pelo, otros con un manto más duro y tupido… Cada uno tiene un tamaño y morfología específica que nos van a condicionar para realizarle un corte o un arreglo diferente con cada uno, pero hay algo que todos tienen en común: la necesidad de que cada día se le dedique una buena cantidad de tiempo a cuidar su pelo.

En este artículo enumeraremos las claves para mantener el manto de estos perros, sea cual sea su raza, para que luzcan siempre espectaculares.

1. Deben ser cepillados cada día.

Lo ideal es que todos los perros sean cepillados al menos una vez al día ya que con ello eliminamos la suciedad y conseguimos más brillo en el pelo. En el caso de los perros de pelo largo esto resulta una necesidad ya que su pelo tiene más tendencia a hacer nudos y si no se desenredan a tiempo es posible que la única solución que tengamos sea cortarlo. Por otra parte, en su pelo, sobre todo si toca el suelo, es probable que se adhieran hojas, ramitas, y cualquier otro elemento indeseable que podemos detectar y eliminar fácilmente con un cepillado a tiempo.




2. Antes y después del paseo.

El paseo es el momento de mayor actividad para nuestro perro lo que significa que la mayor cantidad de nudos se los hará durante el mismo. Por ello el momento adecuado para realizarle el cepillado es siempre después del paseo. Para disminuir la probabilidad de nudos y conseguir que luzca guapo por la calle también es buena idea realizarlo antes del paseo, así el cepillado de después nos requerirá menos tiempo.




3. Las herramientas correctas para cada perro.

Cada perro necesita un cepillo diferente para su pelo. La carda puede ser dura o blanda y suele ir bien para perro grandes, mientras que para los más pequeños o los perros con pelo frágil es preferible un cepillo de puntas redondas ya que evitaremos que se rompa el capello y no dañaremos su delicada piel. Y para perros con subcapa de pelo puede ser recomendable un rastrillo o furminator. Otra herramienta de urgencia puede ser el cortanudos, pero debemos saber utilizarlo bien o corremos el riesgo provocar graves trasquilones en el pelo de nuestra mascota. Por todo esto, lo más recomendable es preguntar siempre a nuestro peluquero canino qué herramienta es la mejor para nuestro perro y cómo debemos utilizarla.




4. Evita siempre los nudos

Cuando tratamos con un perro cuyo pelo tiende a enredarse debemos intentar evitar al máximo los nudos. No sólo son antiestéticos y molestan al tacto, sino que suponen un riesgo para nuestra mascota. Los nudos son zonas muy propensas a acumular suciedad y humedad, esto puede provocar graves dermatitis y ser un posible foco de parásitos. Además, si no se atienden y el nudo se hace grande, puede acabar produciendo a nuestro perro tirones y por tanto dolor. Aquí reside en gran parte la importancia del cepillado, ya que evitaremos nudos y por tanto ganaremos en higiene y salud. Por ello debemos prestar especial atención a las zonas de debajo de las orejas, pololos (trasero) y falda, que es donde suelen crearse más nudos.




5. Limpieza semanal de oídos.

Los perros de pelo largo tienden a acumular pelo también en el interior de sus orejas. Este es un mecanismo natural de su cuerpo para defenderse de los posibles cuerpos extraños que se le puedan introducir en los oídos, sin embargo también puede provocar por la falta de transpiración que provoca el pelo una mayor cantidad de cerumen y mayor acumulación de la suciedad. Por esta razón debemos mantener una estricta rutina de higiene auditiva si queremos evitar posibles otitis u otros problemas auditivos .




6. Vitaminas para su pelo

La alimentación es clave a la hora de mantener el cabello de nuestra mascota. Un pienso de calidad es la base de pelo bonito, que estará fuerte y se caerá menos en casa. Si lo viésemos necesario, existen piensos desarrollado específicamente para aumentar la calidad del pelo ya que contienen un alto contenido de salmón, que aporta Omega 3. También contamos con aportes vitamínicos que se aplican vía oral en formato cápsulas cuyos resultados son visibles en un mes aproximadamente. En cualquier caso, nuestro veterinario será quien mejor nos oriente en este aspecto.




7. Arreglo en peluquería cada mes.

Tanto por la tendencia a enredarse y ensuciarse, como por los continuos cepillados, los perros de pelo largo suelen tener un manto muy castigado ya que está en continua manipulación. Por ello es recomendable una sesión mensual de peluquería donde le hagan un desenredado en profundida y le apliquen bálsamos que relajen la piel y consigan rehidratar y reestructurar la fibra capilar de nuestro perro.



Comparte este artículo


Artículos relacionados
¿Qué opinas de este artículo?

Volver al blog

¡NO TE PIERDAS NADA!

Suscríbete a nuestra newsletter y siempre estarás al tanto de las últimas novedades de DOGKING