LA ESTERILIZACIÓN DE UN GATO MACHO


Conocemos a Rotko desde que sus dueños lo adquirieron y medía poco más de un palmo. Ahora, que ya han pasado los meses y está a punto de convertirse en un gato adulto, sus propietarios han decidido esterilizarlo para evitar posibles problemas conductuales y de salud.

Tema: Veterinaria - Autor: DOGKING

gato esterilización veterinario

Esterilización felina: mejor prevenir que curar

La esterilización en los gatos machos está muy indicada cuando se tiene claro que no se quiere hacer criar al animal. Las ventajas son evidentes y muy conciliadoras para nuestra convivencia con los gatos y además podemos prevenir posibles problemas relacionados con el aparato reproductor de nuestra mascota.

Cuando un gato alcanza la edad adulta y comienza a sentir el deseo sexual de atraer a las hembras, comienza a desarrollar una serie de pautas muy indeseables para sus propietarios como son las fugas de casa en busca de hembras, el marcaje con orina por todo su territorio que incluye camas y sofás, maullidos constantes a altas horas de la noche… Este es el efecto de la testosterona en su organismo que le impulsa a informar de su predisposición como macho disponible al resto de gatos de la vecindad, lo cual puede convertirse en un autentico calvario.

Es por ello que se recomienda practicar la esterilización, ya que evitaremos estas conductas y eliminaremos el estrés que le supone estar disponible sexualmente pero no tener posibilidad de consumar su apetito sexual. Lo ideal es que se le realice la operación entre los 6-7 meses, como es el caso de Rotko, cuando aún no ha madurado completamente y no ha desarrollado las conductas de macho adulto. De esta manera no habrá cogido hábitos que por costumbre pueda seguir repitiendo a pesar de haber sido esterilizado.Por otra parte, con la esterilización estaremos evitando todas las patologías relacionadas con los testículos, incluido tumores.

Con esta cirugía, a pesar de lo que algunos piensan, el gato no cambia de carácter ni se vuelve perezoso. Pero si existe un riesgo a engordar si sigue comiendo la misma cantidad que antes ya que con la esterilización la función sexual en su organismo desaparece, lo que implica una necesidad menor de aporte calórico para su cuerpo. Para esto, el remedio es sencillo. Basta con rebajar la cantidad de comida o cambiar a un pienso específico para gatos esterilizados.


gato operado esterilizacion
UNA SENCILLA OPERACIÓN

La esterilización de un gato es una cirugía sencilla y rutinaria pero que implica anestesia integral, por lo que no hay mayor riesgo que el que ésta implica. Para garantizar que la operación será exitosa siempre se le realiza un preoperatorio que consiste en una analítica de sangre y una radiografía para asegurar que todos los parámetros de su organismo son normales.

Tras pesar a Rotko y suministrarle la medicación y la sedación, se le administra la anestesia, se le depila la zona y se reubica en la mesa de quirófano para comenzar con la operación. Con una pequeña incisión en la zona del escroto, exteriorizamos los testículos, suturamos los vasos y los extraemos. Una vez realizado esto con ambos testículos, ponemos puntos internos y desinfectamos la zona. Así de sencillo.

Rotko permaneció unas horas en hospitalización mientras se recuperaba de la anestesia y el mismo día se pudo ir a su casa. El tratamiento postoperatorio que tuvo que llevar a cabo tras esta intervención dura una semana y consiste en curas con clorexidina y la administración de antibiótico y antiinflamatorio. Después de esta semana, Rotko vuelve a ser el mismo de siempre, tan suave y cariñoso como el primer día.



Comparte este artículo


Artículos relacionados
¿Qué opinas de este artículo?

Volver al blog

¡NO TE PIERDAS NADA!

Suscríbete a nuestra newsletter y siempre estarás al tanto de las últimas novedades de DOGKING